Skip to main content

¡Abandonemos las tradiciones! si se trata de cosas que año tras año aumentan nuestra huella en el planeta. Diciembre y sus festividades son una oportunidad para aplicar todos esos tips que acumulamos, leemos y compartimos. En esta época, en la que todo tiende a ir en aumento: las compras, la comida, los residuos, seamos quienes ahorran,quienes dan un regalo duradero, los que comen mejor; seamos los que piensan en el planeta.

Un dato para quienes todavía dudan: durante Acción de Gracias y Navidad se producen un 25% más de residuos y esto ocurre solo en Estados Unidos.

image.jpg

Si vamos a tener árbol, mejor real que falso. Aun cuando la tradición dice lo contrario, siempre será mejor dejar los árboles en el lugar al que pertenecen: la naturaleza. Pero en cualquier caso: los árboles reales pueden ser menos dañinos que los árboles artificiales hechos de plástico. Los primeros crecen en granjas y lugares donde son cortados en su edad madura, asegurémonos de esto a través de una certificación. Después de navidad, podemos reciclarlo ó convertirlo en compost.

 

Todo lo que signifique ahorro, cuenta. Según el departamento de energía de Estados Unidos, el consumo de luces en época de Navidad y Acción de Gracias es equivalente a la energía que requieren 14 millones de refrigeradores para funcionar. Así que elegir luces led no está de más, sobre todo, si usarlas puede traducirse en un consumo de hasta 30%.

Viajar y producir menos emisiones. En el 2019, 25 millones de personas viajaron en Estados Unidos para reunirse con sus familias durante el fin de año. Somos muchos quienes debemos desplazarnos para ver a nuestros seres queridos, pero también son muchos quienes pueden elegir otro medio de transporte diferente al avión con menores emisiones de gases causantes del cambio climático. Si planeamos con tiempo, el carro y el tren siempre puede ser una opción.

image.jpg

Comprar local, comprar menos o no comprar. Esta es una regla que no debemos olvidar. Si optamos por comprar regalos, elijamos cosas duraderas, recargables y reutilizables. Otra opción es hacer nuestros propios regalos y donar lo que ya no usemos. Y si al final la única alternativa es comprar en línea, compra con tiempo y evita la opción de envío rápido, pues esto implica un medio de transporte más rápido con más emisiones para llegar más rápido.

 

El empaque si importa. ¿De verdad es necesario gastar en un papel de regalo nuevo? ¡NO! gastemos primero las bolsas de tela y los empaques de ocasiones anteriores que hemos guardado por mucho tiempo. El papel periódico también es una opción, lo más importante es el contenido.

A la hora de la comida, cero desperdicios. Cuando botamos un alimento también desperdiciamos todos los recursos naturales que se utilizan para producirlo. Existen miles de pasos que podemos seguir para prevenir esto: planear anticipadamente es una forma de comprar solo lo necesario; asegurémonos de saber comprender la información de las etiquetas: consumir antes de y la fecha de caducidad son recomendaciones, pero no significa que el producto ya no sea comestible. Cocinemos las porciones suficientes para quienes estaremos en las cenas familiares y en lo posible que haya menos carne y más vegetales. La regla de oro: si sobra, repartamos para llevar.

Tener un próspero año nuevo, depende de las decisiones que tomemos hoy. Sin importar si es pequeña o trascendental, tendrá un efecto así que asegurémonos de que sea positivo, cuando se trata de la naturaleza.