Skip to main content

Nuestros antepasados fueron recolectores, cazadores, nómadas. Nosotros, los modernos somos, sobre todo, consumidores concentrados en ciudades. Pero ¿cómo dar el próximo salto para convertirnos en personas que piensan y actúan sosteniblemente? me lo pregunto porque ya se acerca la excusa del mes para comprar de forma masiva.

Se trata del famoso ‘black friday’, un día que se transformó en una lista casi infinita de descuentos, rebajas, promociones -aparentemente maravillosas- para darnos gusto. Porque sin importar una situación tan atípica como la pandemia que enfrentamos, el consumo siempre encuentra un modo.

Comprar en línea no es reciente y, sin embargo, ha alcanzado nuevos niveles en el 2020. El confinamiento obligó a muchos a buscar nuevas formas de vender sus productos: migrar al comercio electrónico fue la alternativa. Hoy, adquirir lo que necesitamos, o creemos necesitar, sin salir de nuestra casa ha hecho que todo sea más cómodo y frenético. Solo en Colombia, y como lo señala PayU, los servicios de domicilio registraron un aumento de más del 200% durante el confinamiento.

El panorama parece claro: consumo, consumo, consumo. Y, como lo he dicho abiertamente en otras publicaciones de mi blog, considero que es más realista llegar a ser consumidores moderados a dejar de ser consumidores del todo. No todos compramos o adquirimos de la misma forma ni por las mismas razones, y tal vez muchos de nosotros ya estamos en ese camino de parar, reducir y preguntarnos qué hay más allá.

Decidí apoyar abiertamente la campaña de #Todosporelgreenfriday porque busca, precisamente, hacer contrapeso al desmedido ‘Black friday’. Impulsado por la iniciativa de Moda con sentido, el próximo 27 de Noviembre más de 60 marcas, de Colombia y Latinoamérica, se reunirán en esta iniciativa para contarle a quienes decidan unirse, mucho más que el precio de un producto. ¿Qué hacen, por qué lo hacen, qué los inspira y cuál es su compromiso? El objetivo es trazar una ruta verde por toda la región para que cualquier comprador elija de una manera más consciente y sepa dónde hacerlo.

Punto aparte. 

El pasado domingo, después de recorrer diferentes ciudades del país en medio de una movilización a la que llamaron ‘Peregrinación por la Paz y por la Vida’, un grupo de excombatientes de las Farc llegaron a la icónica Plaza de Bolívar en Bogotá. Además de exigir el cumplimiento de lo pactado en el Acuerdo de Paz, firmado en 2016, hicieron presencia con sus maravillosas ideas de emprendimiento: cervezas artesanales, maleta, tapabocas, vestidos, entre muchas otras cosas que contaron con bastante acogida y se vendieron rápidamente.

Todo esto para contarles, incluso a quienes están tan lejos de la realidad de mi país, que quienes compraron alguno de estos productos o se tomaron el tiempo de conocerlos, al final están eligiendo una historia de paz. Y como consumidores siempre tendremos el poder de elegir la historia que queremos contar.